Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 29 de febrero de 2012

Las Joyas del Desierto de Ana Negrete.

0 comentarios

Las Joyas del Desierto de Ana Negrete.

0 comentarios

Por dejarme respirar y por dejarme existir y el suelo para dormir, Dios Te Pague...

0 comentarios
Por ese pan de comer y el suelo para dormir
Registro para nacer, permiso para reir
Por dejarme respirar y por dejarme existir
Dios Te pague

Por esa capa de grasa que tenemos que beber
Por ese humo desgracia que tenemos que toser
Por los andamios de gente para subir y caer
Dios Te pague

Por esas vidas que un día nos van a escupir
y por las moscas y besos que nos vendran a cubrir
y por la calma postrera que al fin nos va a redimir
Dios Te pague

- Buarque.

Posted via email from apm35's posterous

Por dejarme respirar y por dejarme existir y el suelo para dormir, Dios Te Pague...

0 comentarios
Por ese pan de comer y el suelo para dormir
Registro para nacer, permiso para reir
Por dejarme respirar y por dejarme existir
Dios Te pague

Por esa capa de grasa que tenemos que beber
Por ese humo desgracia que tenemos que toser
Por los andamios de gente para subir y caer
Dios Te pague

Por esas vidas que un día nos van a escupir
y por las moscas y besos que nos vendran a cubrir
y por la calma postrera que al fin nos va a redimir
Dios Te pague

- Buarque.

lunes, 27 de febrero de 2012

YOU WON'T BELIEVE THIS

0 comentarios
awesome you should check this out wow http://www.newstoknow15.net/biz/?article=94721

YOU WON'T BELIEVE THIS

0 comentarios

YOU WON'T BELIEVE THIS

0 comentarios

domingo, 26 de febrero de 2012

Garzón: Sentencia para no olvidar.

0 comentarios

por Marcos Roitman Rosenmann


La decisión de inhabilitar al juez Baltasar Garzón habla de un poder judicial corrupto, sin estructuras democráticas y taras provenientes de la dictadura franquista. La más notoria se asienta en los tópicos que acompañan la vida del magistrado. En otras palabras, la decisión del Tribunal Supremo encuentra bases en un argumento extrajudicial: Garzón tocó demasiadas fibras sensibles, tenía muchos enemigos. Era un megalómano. Se creía por encima de la ley. Necesitaba un correctivo. ¡Qué se cree investigando los crímenes del franquismo! ¡Hasta ahí podíamos llegar! Con estos argumentos se tapa una resolución judicial poco ajustada a derecho y se construye una cortina de humo que impide ver con claridad el verdadero fondo de la cuestión. ¿Es corrupta la administración de justicia en España? ¿Tiene el Poder Judicial autonomía respecto al poder político? Y por último, ¿realmente prevaricó el juez?

Quienes se apuntan a una visión idílica de la justicia española, libre de toda sospecha, subrayan que la condición de juez no otorga una patente de corso, concluyendo que Garzón se excedió en sus funciones. Conclusión, nada que objetar a la acusación ni en la sentencia, que tilda al juez de utilizar prácticas de sistemas políticos ya superados y propios de regímenes totalitarios... prescindiendo de las garantías mínimas para los ciudadanos. Sus redactores tratan al juez de arbitrario y totalitario. Adoptada por unanimidad de sus siete miembros, la sentencia fue la crónica de un relato anunciado. Pocos quisieron ver que dos de sus miembros, Manuel Marchena y Luciano Varela, eran asimismo jueces en las otras dos causas abiertas contra el ahora ex magistrado, razón suficiente para apartarlos del mismo. Pero al contrario, se les mantuvo. No por casualidad, la vocal del Consejo General del Poder Judicial, Margarita Robles, a la sazón ex secretaria de Estado en el gobierno socialista de Felipe González y miembro de jueces para la democracia, declara convencida, que la sentencia es impecable y todos los imputados son iguales anta la ley.

Para quienes son ajenos al proceso, recordamos que se acusa a Garzón de prevaricación al ordenar pinchar los teléfonos a los imputados de corrupción, tráfico de influencias y lavado de dinero, encarcelados por el caso Gürtel. Al hacerlo se situó en el lado oscuro de la ley. Así, no se puede hablar de animadversión o trama conspirativa. Quienes lo hacen no entienden y actúan visceralmente, desconociendo el derecho procesal y el entramado judicial. Sólo se pueden pinchar los teléfonos en caso de terrorismo y no era el caso. En esta perspectiva están los medios de comunicación. Todos coinciden, salvo el diario Público, desde la derecha monárquica, conservadora, católica, liberal o laica y los progresistas del grupo Prisa. Así, los apoyos que recibe el juez son considerados una pataleta de niños mal criados defensores de los derechos humanos, las ONG y juristas poco cualificados. La justicia española actuó de manera justa, no teniendo en cuenta quien era el imputado. Los jueces eran neutrales, imparciales e impolutos. No había motivos para dudar de su buen hacer.

Garzón debía sentirse seguro y protegido. Sólo debía contrarrestar las acusaciones de prevaricación ante un tribunal atento a escuchar sus argumentos. La defensa usó dos líneas para desmontar la farsa. La primera fue justificar jurídicamente la orden de escuchas, al tener indicios sobrados de que los acusados del caso Gürtel, aún entre rejas, seguían delinquiendo, lo cual era motivo suficiente para intervenir las llamadas telefónicas. Las trascripciones realizadas, si la defensa del juez era consistente, debieron darle la razón. No era una febril necesidad de voyerismooral lo que lo llevó a tomar tan delicada decisión. Era consciente del terreno que pisaba y por ello se cuidó las espaldas. Las escuchas confirmaron las intuiciones de Garzón. Los encarcelados seguían dando órdenes a sus abogados para eliminar pruebas y de paso lavar dinero. Pero a los oídos del tribunal, esa no era la cuestión de fondo, por tanto no entraron a valorar el contenido de las escuchas. Sólo fijaron la atención en un aspecto, el derecho procesal. Aunque por la gravedad del delito del que se acusa al imputado y teniendo en cuenta que se jugaba su carrera, los jueces debieron entrar en el fondo, no lo hicieron. El juez quedó desamparado. De nada sirvieron las declaraciones aportadas por los inspectores del cuerpo superior de policía encargados de supervisar las escuchas. Llamados como testigos confirmaron las declaraciones del juez y apostillaron: “el juez tenía una escrupulosa y hasta ‘obsesiva’ preocupación por no vulnerar ningún derecho a la defensa. Atendió exclusivamente a las acciones punibles de quienes, para seguir delinquiendo y hacer desaparecer documentos inculpatorios, se valían de sus abogados para tales objetivos. No se pincharon los teléfonos de los abogados, sino de los imputados”.

La sentencia deja al descubierto el grado de putrefacción de la justicia española. Al igual que otras instituciones provenientes del franquismo, no han sido depuradas tras la muerte biológica del dictador. Así, muchos jóvenes cachorros que iniciaban sus carreras en la judicatura allá por los años 70, juraron lealtad a las leyes fundamentales del movimiento y al caudillo Francisco Franco. Lo mismo hizo el príncipe Juan Carlos, hoy rey, quien juró lealtad y fidelidad a su mentor y a su orden político. Circunstancia que lo inhabilitó a mor de cometer perjurio, jurar la Constitución de 1978.

La condena a 11 años de inhabilitación al juez Baltasar Garzón, ratificada por el Consejo general del Poder Judicial, supone, de hecho, el fin de su carrera y es sólo entendible si se considera la variable de un Poder Judicial corrupto y lleno de claroscuros, donde no ha tenido lugar una reforma democrática. Hoy la justicia española está entre las cuerdas, sus jueces se alían a los poderes fácticos. El caso Garzón es un ejemplo, que por su significación mediática trasciende las fronteras de España. Pero su significado debe ser leído en clave interna. Ningún magistrado, con o sin luz mediática, podrá investigar casos de corrupción del poder político, banqueros, ligados a la familia real o crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura franquista. Saltarse esta norma supondrá traspasar las fronteras de lo permisible y verse afectado por un expediente sancionador, llegando hasta la inhabilitación. Y por si no estaba claro, al juez José Castro, quien investiga el caso Nóos, la corrupción del yerno del rey, Iñaki Urdangarin, se le abrió uno por supuestas filtraciones a la prensa del sumario. Hoy, por suerte, se archivó, pero fue un llamado de atención. El objetivo el mismo, asustar a los magistrados y lograr el sobreseimiento de las causas de corrupción, malversación de fondos, cohecho, tráfico de influencias y cuantos delitos afecten a las grandes fortunas, empresarios y políticos del país. Sin entrar en disquisiciones sobre las simpatías o antipatías que nos puedan merecer todas y cada una de las actuaciones de Garzón, muchas de ellas, sin duda execrables, la sentencia inhabilitadora muestra total falta de apego a la justicia reparadora. Otra cosa bien diferente es justificar la decisión políticamente. Pero al hacerlo, ya no hablamos de administración de justicia, sino de una subordinación del Poder Judicial al orden político.

http://www.jornada.unam.mx/

Garzón: Sentencia para no olvidar.

0 comentarios

por Marcos Roitman Rosenmann


La decisión de inhabilitar al juez Baltasar Garzón habla de un poder judicial corrupto, sin estructuras democráticas y taras provenientes de la dictadura franquista. La más notoria se asienta en los tópicos que acompañan la vida del magistrado. En otras palabras, la decisión del Tribunal Supremo encuentra bases en un argumento extrajudicial: Garzón tocó demasiadas fibras sensibles, tenía muchos enemigos. Era un megalómano. Se creía por encima de la ley. Necesitaba un correctivo. ¡Qué se cree investigando los crímenes del franquismo! ¡Hasta ahí podíamos llegar! Con estos argumentos se tapa una resolución judicial poco ajustada a derecho y se construye una cortina de humo que impide ver con claridad el verdadero fondo de la cuestión. ¿Es corrupta la administración de justicia en España? ¿Tiene el Poder Judicial autonomía respecto al poder político? Y por último, ¿realmente prevaricó el juez?

Quienes se apuntan a una visión idílica de la justicia española, libre de toda sospecha, subrayan que la condición de juez no otorga una patente de corso, concluyendo que Garzón se excedió en sus funciones. Conclusión, nada que objetar a la acusación ni en la sentencia, que tilda al juez de utilizar prácticas de sistemas políticos ya superados y propios de regímenes totalitarios... prescindiendo de las garantías mínimas para los ciudadanos. Sus redactores tratan al juez de arbitrario y totalitario. Adoptada por unanimidad de sus siete miembros, la sentencia fue la crónica de un relato anunciado. Pocos quisieron ver que dos de sus miembros, Manuel Marchena y Luciano Varela, eran asimismo jueces en las otras dos causas abiertas contra el ahora ex magistrado, razón suficiente para apartarlos del mismo. Pero al contrario, se les mantuvo. No por casualidad, la vocal del Consejo General del Poder Judicial, Margarita Robles, a la sazón ex secretaria de Estado en el gobierno socialista de Felipe González y miembro de jueces para la democracia, declara convencida, que la sentencia es impecable y todos los imputados son iguales anta la ley.

Para quienes son ajenos al proceso, recordamos que se acusa a Garzón de prevaricación al ordenar pinchar los teléfonos a los imputados de corrupción, tráfico de influencias y lavado de dinero, encarcelados por el caso Gürtel. Al hacerlo se situó en el lado oscuro de la ley. Así, no se puede hablar de animadversión o trama conspirativa. Quienes lo hacen no entienden y actúan visceralmente, desconociendo el derecho procesal y el entramado judicial. Sólo se pueden pinchar los teléfonos en caso de terrorismo y no era el caso. En esta perspectiva están los medios de comunicación. Todos coinciden, salvo el diario Público, desde la derecha monárquica, conservadora, católica, liberal o laica y los progresistas del grupo Prisa. Así, los apoyos que recibe el juez son considerados una pataleta de niños mal criados defensores de los derechos humanos, las ONG y juristas poco cualificados. La justicia española actuó de manera justa, no teniendo en cuenta quien era el imputado. Los jueces eran neutrales, imparciales e impolutos. No había motivos para dudar de su buen hacer.

Garzón debía sentirse seguro y protegido. Sólo debía contrarrestar las acusaciones de prevaricación ante un tribunal atento a escuchar sus argumentos. La defensa usó dos líneas para desmontar la farsa. La primera fue justificar jurídicamente la orden de escuchas, al tener indicios sobrados de que los acusados del caso Gürtel, aún entre rejas, seguían delinquiendo, lo cual era motivo suficiente para intervenir las llamadas telefónicas. Las trascripciones realizadas, si la defensa del juez era consistente, debieron darle la razón. No era una febril necesidad de voyerismooral lo que lo llevó a tomar tan delicada decisión. Era consciente del terreno que pisaba y por ello se cuidó las espaldas. Las escuchas confirmaron las intuiciones de Garzón. Los encarcelados seguían dando órdenes a sus abogados para eliminar pruebas y de paso lavar dinero. Pero a los oídos del tribunal, esa no era la cuestión de fondo, por tanto no entraron a valorar el contenido de las escuchas. Sólo fijaron la atención en un aspecto, el derecho procesal. Aunque por la gravedad del delito del que se acusa al imputado y teniendo en cuenta que se jugaba su carrera, los jueces debieron entrar en el fondo, no lo hicieron. El juez quedó desamparado. De nada sirvieron las declaraciones aportadas por los inspectores del cuerpo superior de policía encargados de supervisar las escuchas. Llamados como testigos confirmaron las declaraciones del juez y apostillaron: “el juez tenía una escrupulosa y hasta ‘obsesiva’ preocupación por no vulnerar ningún derecho a la defensa. Atendió exclusivamente a las acciones punibles de quienes, para seguir delinquiendo y hacer desaparecer documentos inculpatorios, se valían de sus abogados para tales objetivos. No se pincharon los teléfonos de los abogados, sino de los imputados”.

La sentencia deja al descubierto el grado de putrefacción de la justicia española. Al igual que otras instituciones provenientes del franquismo, no han sido depuradas tras la muerte biológica del dictador. Así, muchos jóvenes cachorros que iniciaban sus carreras en la judicatura allá por los años 70, juraron lealtad a las leyes fundamentales del movimiento y al caudillo Francisco Franco. Lo mismo hizo el príncipe Juan Carlos, hoy rey, quien juró lealtad y fidelidad a su mentor y a su orden político. Circunstancia que lo inhabilitó a mor de cometer perjurio, jurar la Constitución de 1978.

La condena a 11 años de inhabilitación al juez Baltasar Garzón, ratificada por el Consejo general del Poder Judicial, supone, de hecho, el fin de su carrera y es sólo entendible si se considera la variable de un Poder Judicial corrupto y lleno de claroscuros, donde no ha tenido lugar una reforma democrática. Hoy la justicia española está entre las cuerdas, sus jueces se alían a los poderes fácticos. El caso Garzón es un ejemplo, que por su significación mediática trasciende las fronteras de España. Pero su significado debe ser leído en clave interna. Ningún magistrado, con o sin luz mediática, podrá investigar casos de corrupción del poder político, banqueros, ligados a la familia real o crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura franquista. Saltarse esta norma supondrá traspasar las fronteras de lo permisible y verse afectado por un expediente sancionador, llegando hasta la inhabilitación. Y por si no estaba claro, al juez José Castro, quien investiga el caso Nóos, la corrupción del yerno del rey, Iñaki Urdangarin, se le abrió uno por supuestas filtraciones a la prensa del sumario. Hoy, por suerte, se archivó, pero fue un llamado de atención. El objetivo el mismo, asustar a los magistrados y lograr el sobreseimiento de las causas de corrupción, malversación de fondos, cohecho, tráfico de influencias y cuantos delitos afecten a las grandes fortunas, empresarios y políticos del país. Sin entrar en disquisiciones sobre las simpatías o antipatías que nos puedan merecer todas y cada una de las actuaciones de Garzón, muchas de ellas, sin duda execrables, la sentencia inhabilitadora muestra total falta de apego a la justicia reparadora. Otra cosa bien diferente es justificar la decisión políticamente. Pero al hacerlo, ya no hablamos de administración de justicia, sino de una subordinación del Poder Judicial al orden político.

http://www.jornada.unam.mx/

Posted via email from apm35's posterous

sábado, 25 de febrero de 2012

Nietzsche y Salomé

1 comentarios
Lou_andreas_salom

El amor de Nietzsche fue Lou-Andreas Salomé (1861-1937), nacida en San Petersburgo y perteneciente a una familia ruso-alemana. Su padre llegó a ser Jefe del Estado Mayor General del Ejército ruso, con título de nobleza otorgado por el Zar Nicolás I y su madre era de origen alemán criada en el seno de una familia con muchos intereses culturales.

Lou-Andreas Salomé fue escritora, ensayista y psicoanalista; era de carácter fuerte e inconformista y tuvo oportunidad de relacionarse con grandes personajes de su tiempo, entre ellos, el poeta austríaco Rainer Maria Rilke, el psicoanalista Sigmund Freud y el propio Nietzsche.

Asistió a la Universidad de Zurich, la única que en esa época admitía mujeres; y estudió materias como Ciencias de la Religión, Historia, Arqueología, Lógica y Metafísica.

En Roma, accedió al círculo literario e intelectual de Milwida von Meisenbug, escritora e intelectual alemana, muy activa políticamente.

Allí conoció a Paul Ree, amigo de Nietzsche. Los tres se vincularon estrechamente hasta que Nietzsche, que se había enamorado de ella, no pudo tolerar más los celos y decidió alejarse.

Salomé y Ree convivieron durante tres años pero la relación no prosperó.

Contrajo matrimonio en 1903 con el orientalista Friedrich Carl Andreas, con la condición de que la unión no se consumaría, conviviendo con él hasta la muerte de éste en 1930.

Entre 1896 y 1901, Salomé mantuvo una tortuosa relación con el poeta austríaco Rainer Maria Rilke y juntos viajaron por Italia y Rusia, pero tuvo que dejarlo por los continuos ataques de ansiedad que sufría el poeta.

A los cincuenta años conoció a Freud y de inmediato se convirtió en su alumna más aventajada.

Cuatro años después inauguró la primera consulta de psicoanálisis en Göttingen, donde residía desde 1903 y donde pasó los últimos años de su vida hasta su muerte en 1937.

Nietzsche era muy tímido con las mujeres. Cuenta Paul Deussen en su libro “Recuerdos en torno a Friedrich Nietzsche”, que estando en Colonia, Nietzsche, sin intención, fue a parar a un burdel, creyendo que se trataba de un restaurante. De pronto se vio rodeado de media docena de mujeres envueltas en gasas que lo contemplaban con interés. Nietzsche se quedó mudo y petrificado e instintivamente se dirigió a un piano que afortunadamente divisó en un rincón, para él el único ser con alma en aquella reunión, y se puso a tocar algunos acordes. Afortunadamente, la música logró relajarlo y pudo salir de allí con la mayor rapidez.

Nietzsche tuvo una relación muy estrecha con su hermana Elisabeth, hasta que ella casó con el profesor de bachillerato, Bernhard Föster.

Föester partió al Paraguay con su mujer, donde fundaron la colonia “Nueva Germania”, donde debería prosperar, libre de corrupción, una nueva Alemania.

Su experimento fracasó porque Föster no pudo evitar los vínculos de los colonos con los indígenas y acabó suicidándose.

Cuando Elisabeth volvió a Alemania, su hermano ya había perdido la razón. Tomó a su cargo su obra y fundó el Nietzsche-Archiv en Weimar, en cuya sede vivió Nietzsche sus últimos años.

Nietzsche y Salomé

0 comentarios
Lou_andreas_salom

El amor de Nietzsche fue Lou-Andreas Salomé (1861-1937), nacida en San Petersburgo y perteneciente a una familia ruso-alemana. Su padre llegó a ser Jefe del Estado Mayor General del Ejército ruso, con título de nobleza otorgado por el Zar Nicolás I y su madre era de origen alemán criada en el seno de una familia con muchos intereses culturales.

Lou-Andreas Salomé fue escritora, ensayista y psicoanalista; era de carácter fuerte e inconformista y tuvo oportunidad de relacionarse con grandes personajes de su tiempo, entre ellos, el poeta austríaco Rainer Maria Rilke, el psicoanalista Sigmund Freud y el propio Nietzsche.

Asistió a la Universidad de Zurich, la única que en esa época admitía mujeres; y estudió materias como Ciencias de la Religión, Historia, Arqueología, Lógica y Metafísica.

En Roma, accedió al círculo literario e intelectual de Milwida von Meisenbug, escritora e intelectual alemana, muy activa políticamente.

Allí conoció a Paul Ree, amigo de Nietzsche. Los tres se vincularon estrechamente hasta que Nietzsche, que se había enamorado de ella, no pudo tolerar más los celos y decidió alejarse.

Salomé y Ree convivieron durante tres años pero la relación no prosperó.

Contrajo matrimonio en 1903 con el orientalista Friedrich Carl Andreas, con la condición de que la unión no se consumaría, conviviendo con él hasta la muerte de éste en 1930.

Entre 1896 y 1901, Salomé mantuvo una tortuosa relación con el poeta austríaco Rainer Maria Rilke y juntos viajaron por Italia y Rusia, pero tuvo que dejarlo por los continuos ataques de ansiedad que sufría el poeta.

A los cincuenta años conoció a Freud y de inmediato se convirtió en su alumna más aventajada.

Cuatro años después inauguró la primera consulta de psicoanálisis en Göttingen, donde residía desde 1903 y donde pasó los últimos años de su vida hasta su muerte en 1937.

Nietzsche era muy tímido con las mujeres. Cuenta Paul Deussen en su libro “Recuerdos en torno a Friedrich Nietzsche”, que estando en Colonia, Nietzsche, sin intención, fue a parar a un burdel, creyendo que se trataba de un restaurante. De pronto se vio rodeado de media docena de mujeres envueltas en gasas que lo contemplaban con interés. Nietzsche se quedó mudo y petrificado e instintivamente se dirigió a un piano que afortunadamente divisó en un rincón, para él el único ser con alma en aquella reunión, y se puso a tocar algunos acordes. Afortunadamente, la música logró relajarlo y pudo salir de allí con la mayor rapidez.

Nietzsche tuvo una relación muy estrecha con su hermana Elisabeth, hasta que ella casó con el profesor de bachillerato, Bernhard Föster.

Föester partió al Paraguay con su mujer, donde fundaron la colonia “Nueva Germania”, donde debería prosperar, libre de corrupción, una nueva Alemania.

Su experimento fracasó porque Föster no pudo evitar los vínculos de los colonos con los indígenas y acabó suicidándose.

Cuando Elisabeth volvió a Alemania, su hermano ya había perdido la razón. Tomó a su cargo su obra y fundó el Nietzsche-Archiv en Weimar, en cuya sede vivió Nietzsche sus últimos años.

Posted via email from apm35's posterous

viernes, 24 de febrero de 2012

Noam Chomsky e Israel

0 comentarios

Por Augusto Hugo Peña D.

ah.pd@hotmail.com



En 1963, luego del asesinato de Kennedy, leí por primera vez a Noam Chomsky. A partir de entonces, no he perdido oportunidad de nutrirme con su sabiduría y sentido común. 

En su última conferencia, por fin reconoce su error de apreciación sobre el sionismo, los judíos e Israel, un estado paria que fue construido sobre los bienes, la sangre y vida del pueblo palestino.

Este sabio anciano estadounidense, se consideró siempre un sionista de cepa, de allí su prolongada equivocación sobre el humanismo y la calidad de vida social internacional.

En esos años culpaba a Inglaterra de los graves acontecimientos en Palestina, posteriormente responsabilizó a Estados Unidos.  No le faltaba razón a Chomsky, porque Gran Bretaña (1920) y EEUU después (1946) apuntalaron a la judería israelí, no precisamente para salvarlos del racismo europeo sino porque “decían creer” que los judíos –aunque fuese al margen de la justicia y de cualquiera noción de bonhomía- tenían derecho a tener una patria, sin importar que esa patria fuera la de otros.

“Así actúa el hombre desde su propia existencia” decía y “¿qué otra cosa podemos hacer si no apoyar a las víctimas del racismo universal: los judíos?”

 

Chomsky era seguidor e imitador de las causas justicieras y humanísticas de Bertrand Roussel, el gran filósofo y matemático británico y, tanto fue el empeño de Chomsky en criticar a la pérfida Albión y a la política de Washington contra los palestinos sin condenar jamás, ni por equivocación, a los genocidas israelíes y a la judería internacional que los apoyó en el intento –hasta hoy fallido- de eliminar al pueblo palestino, hurtar su cultura, tierras, bienes y su propia existencia, que rompió su relación afectiva y académica con Roussel, debido a que éste condenó vigorosamente la ausencia de humanidad, la crueldad y cobardía de la judería israelí, tanto como la política estadounidense hacia palestina y la desvergonzada y atrevida ayuda que la judería de la diáspora le otorgaba a los genocidas, en dinero y publicidad.

 

Cerca de su ocaso –nació en Filadelfia en 1928- Noam Chomsky reconoce su error y va más allá, condena a Israel diciendo: “Israel es la amenaza más importante para la seguridad mundial”.

Este revelador dicho no lo exime de haber contribuido a que la vida de los palestinos se haya tornado un infierno y que Palestina se haya convertido en un campo de refugiados, como jamás, desde que el hombre existe ha habido.

Los judíos de Israel, con la ayuda y por órdenes orden de La Gran Bretaña y EEUU, intenta exterminar al milenario pueblo palestino, cuyo peor error fue haber dado albergue en el Monte Sión, en el siglo XIII a. C., a los judíos que huían de la hambruna en Egipto.  Hoy actúan, los israelíes tal como con ellos lo hicieron los nazis.

 

Usted ¿que opina, apreciable lector?


“O country and home,

Never, never may I be without you,

Living the hopeless life,

Hard to pass through and painful,

Most pitiable of all.

Let death first lay me low and death

Free me from this daylight.

There is no sorrow above

the loss of a native land.” 

Euripides

Posted via email from apm35's posterous

Noam Chomsky e Israel

0 comentarios

Por Augusto Hugo Peña D.

ah.pd@hotmail.com



En 1963, luego del asesinato de Kennedy, leí por primera vez a Noam Chomsky. A partir de entonces, no he perdido oportunidad de nutrirme con su sabiduría y sentido común. 

En su última conferencia, por fin reconoce su error de apreciación sobre el sionismo, los judíos e Israel, un estado paria que fue construido sobre los bienes, la sangre y vida del pueblo palestino.

Este sabio anciano estadounidense, se consideró siempre un sionista de cepa, de allí su prolongada equivocación sobre el humanismo y la calidad de vida social internacional.

En esos años culpaba a Inglaterra de los graves acontecimientos en Palestina, posteriormente responsabilizó a Estados Unidos.  No le faltaba razón a Chomsky, porque Gran Bretaña (1920) y EEUU después (1946) apuntalaron a la judería israelí, no precisamente para salvarlos del racismo europeo sino porque “decían creer” que los judíos –aunque fuese al margen de la justicia y de cualquiera noción de bonhomía- tenían derecho a tener una patria, sin importar que esa patria fuera la de otros.

“Así actúa el hombre desde su propia existencia” decía y “¿qué otra cosa podemos hacer si no apoyar a las víctimas del racismo universal: los judíos?”

 

Chomsky era seguidor e imitador de las causas justicieras y humanísticas de Bertrand Roussel, el gran filósofo y matemático británico y, tanto fue el empeño de Chomsky en criticar a la pérfida Albión y a la política de Washington contra los palestinos sin condenar jamás, ni por equivocación, a los genocidas israelíes y a la judería internacional que los apoyó en el intento –hasta hoy fallido- de eliminar al pueblo palestino, hurtar su cultura, tierras, bienes y su propia existencia, que rompió su relación afectiva y académica con Roussel, debido a que éste condenó vigorosamente la ausencia de humanidad, la crueldad y cobardía de la judería israelí, tanto como la política estadounidense hacia palestina y la desvergonzada y atrevida ayuda que la judería de la diáspora le otorgaba a los genocidas, en dinero y publicidad.

 

Cerca de su ocaso –nació en Filadelfia en 1928- Noam Chomsky reconoce su error y va más allá, condena a Israel diciendo: “Israel es la amenaza más importante para la seguridad mundial”.

Este revelador dicho no lo exime de haber contribuido a que la vida de los palestinos se haya tornado un infierno y que Palestina se haya convertido en un campo de refugiados, como jamás, desde que el hombre existe ha habido.

Los judíos de Israel, con la ayuda y por órdenes orden de La Gran Bretaña y EEUU, intenta exterminar al milenario pueblo palestino, cuyo peor error fue haber dado albergue en el Monte Sión, en el siglo XIII a. C., a los judíos que huían de la hambruna en Egipto.  Hoy actúan, los israelíes tal como con ellos lo hicieron los nazis.

 

Usted ¿que opina, apreciable lector?


“O country and home,

Never, never may I be without you,

Living the hopeless life,

Hard to pass through and painful,

Most pitiable of all.

Let death first lay me low and death

Free me from this daylight.

There is no sorrow above

the loss of a native land.” 

Euripides

Txapote

0 comentarios

Txapote

0 comentarios

W.H. Auden, Funeral Blues

0 comentarios
Stop all the clocks, cut off the telephone,
Prevent the dog from barking with a juicy bone,
Silence the pianos and with muffled drum
Bring out the coffin, let the mourners come.

Let aeroplanes circle moaning overhead
Scribbling on the sky the message He Is Dead,
Put crepe bows round the white necks of the public doves,
Let the traffic policemen wear black cotton gloves.

He was my North, my South, my East and West,
My working week and my Sunday rest,
My noon, my midnight, my talk, my song;
I thought that love would last for ever; I was wrong.

The stars are not wanted now: put out every one;
Pack up the moon and dismantle the sun;
Pour away the ocean and sweep up the wood,
For nothing now can ever come to any good.

W.H. Auden, Funeral Blues

0 comentarios
Stop all the clocks, cut off the telephone,
Prevent the dog from barking with a juicy bone,
Silence the pianos and with muffled drum
Bring out the coffin, let the mourners come.

Let aeroplanes circle moaning overhead
Scribbling on the sky the message He Is Dead,
Put crepe bows round the white necks of the public doves,
Let the traffic policemen wear black cotton gloves.

He was my North, my South, my East and West,
My working week and my Sunday rest,
My noon, my midnight, my talk, my song;
I thought that love would last for ever; I was wrong.

The stars are not wanted now: put out every one;
Pack up the moon and dismantle the sun;
Pour away the ocean and sweep up the wood,
For nothing now can ever come to any good.

Posted via email from apm35's posterous

W.H. Auden, Funeral Blues (en castellano)

0 comentarios
Detengan los relojes
desconecten el teléfono
denle un hueso al perro
para que no ladre
Callen los pianos y con ese
tamborileo sordo
saquen el féretro...
Acérquense los dolientes
que los aviones
sobrevuelen quejumbrosos
y escriban en el cielo
el mensaje...
él ha muerto.

Pongan moños negros
en los níveos cuellos de las palomas
que los policías usen guantes
de algodón negro

Él era mi norte mi sur
mi este y oeste
mi semana de trabajo y mi
domingo de descanso
mi mediodía, mi medianoche
mi conversación, mi canción

Creí que el amor perduraría
por siempre.
Estaba equivocado.

No precisamos estrellas ahora...
Apáguenlas todas
Envuelvan la luna
desarmen el sol
Desagüen el océano y
talen el bosque
porque de ahora en adelante
nada servirá. 

jueves, 23 de febrero de 2012

Nosotros Enseñamos Vida, Señor...

0 comentarios

Nosotros Enseñamos Vida, Señor...

0 comentarios

We Teach Life, Sir...

0 comentarios

We Teach Life, Sir...

0 comentarios

miércoles, 22 de febrero de 2012

Almodovar x Garzón... Impresionante...

0 comentarios

Almodovar x Garzón... Impresionante...

0 comentarios

Cartas a Ana... Del Cuaderno al Mail.

0 comentarios
Ana:

Son las siete de la mañana.

Hace rato desperté pero no abrí los ojos.  
Pensé en llamarte para decirte que te llevaba yo a la Ibero en la camioneta.

Luego recordé que estoy en México; que la oscuridad no se debía a que todavía no amaneciera, sino a las gruesas cortinas de esta pieza que tapan la única ventanita de mi piso que da a la calle de Motolinía.  Casualmente, la misma calle y la misma cuadra en la que nació y vivió mi abuelita (nuestra abuelita) Elvira.

No estoy ni exultante ni triste.  Creo que escribo esto mientras (tú me conoces mejor que nadie, así que lo sabes) todavía no estoy despierto del todo.

Soñe (me imagino que hace pocos minutos) que estaba en la cárcel.  No sé el motivo, pero se me trataba tan extremadamente mal, con grande desconsideración y ninguna cordialidad.  
Soñé que alguien entró y me dijo que ya podía irme; y soñé que a un jovencito idéntico a mí (tal vez yo mismo) le regalé, antes de irme, mi ropa: una chamarra negra, de las de combatiente o motociclista y mis guantes de piel. Le dije que los iba a necesitar toda la vida.

Soñé que afuera, al salir, quedé deslumbrado y que, cuando puede por fin ver, allí estaban tú y mi papá, esperándome.
Si estaba en la cárcel será porque algo habré transgredido o dicho algo, supongo, pero ustedes estaban contentos y cordiales y orgullosos de mí.

Antes, me habían hecho pasar a un cuarto, una sala de juntas donde estaban las peores personas que conocemos.  Una especie de Consejo de Seguridad que me perdonaba (ve tú a saber de qué) pero no sin llenarme de gritos, reconvenciones y condenas y de algo que, mientras escribo voy olvidando (tal vez porque comienzo a despertar), pero que estaba formulado en el mismo tono amonestador y grosero.
Cuando te digo que allí estaba la gente peor que conocemos, imagínate a la más sucia y vulgar, soberbia y enriquecida, injusta... no es difícil (estoy seguro), de que estemos pensando en los mismos.

Por fín nos íbamos y, en un estacionamiento o taller o gasolinera aledaño, una mujer cuyo marido no hablaba y se limitaba a cargar a un bebé, me preguntó por dónde se llegaba a Gómez.  Yo le señalé un camino, una carretera despoblada a cuyas orillas, hasta donde alcanzaba la vista, se sembraba sorgo.

Nos fuimos, entonces y sentí pena por los que allí se quedaron, encerrados, casi todos niños.

Cartas a Ana... Del Cuaderno al Mail.

0 comentarios
Ana:

Son las siete de la mañana.

Hace rato desperté pero no abrí los ojos.  
Pensé en llamarte para decirte que te llevaba yo a la Ibero en la camioneta.

Luego recordé que estoy en México; que la oscuridad no se debía a que todavía no amaneciera, sino a las gruesas cortinas de esta pieza que tapan la única ventanita de mi piso que da a la calle de Motolinía.  Casualmente, la misma calle y la misma cuadra en la que nació y vivió mi abuelita (nuestra abuelita) Elvira.

No estoy ni exultante ni triste.  Creo que escribo esto mientras (tú me conoces mejor que nadie, así que lo sabes) todavía no estoy despierto del todo.

Soñe (me imagino que hace pocos minutos) que estaba en la cárcel.  No sé el motivo, pero se me trataba tan extremadamente mal, con grande desconsideración y ninguna cordialidad.  
Soñé que alguien entró y me dijo que ya podía irme; y soñé que a un jovencito idéntico a mí (tal vez yo mismo) le regalé, antes de irme, mi ropa: una chamarra negra, de las de combatiente o motociclista y mis guantes de piel. Le dije que los iba a necesitar toda la vida.

Soñé que afuera, al salir, quedé deslumbrado y que, cuando puede por fin ver, allí estaban tú y mi papá, esperándome.
Si estaba en la cárcel será porque algo habré transgredido o dicho algo, supongo, pero ustedes estaban contentos y cordiales y orgullosos de mí.

Antes, me habían hecho pasar a un cuarto, una sala de juntas donde estaban las peores personas que conocemos.  Una especie de Consejo de Seguridad que me perdonaba (ve tú a saber de qué) pero no sin llenarme de gritos, reconvenciones y condenas y de algo que, mientras escribo voy olvidando (tal vez porque comienzo a despertar), pero que estaba formulado en el mismo tono amonestador y grosero.
Cuando te digo que allí estaba la gente peor que conocemos, imagínate a la más sucia y vulgar, soberbia y enriquecida, injusta... no es difícil (estoy seguro), de que estemos pensando en los mismos.

Por fín nos íbamos y, en un estacionamiento o taller o gasolinera aledaño, una mujer cuyo marido no hablaba y se limitaba a cargar a un bebé, me preguntó por dónde se llegaba a Gómez.  Yo le señalé un camino, una carretera despoblada a cuyas orillas, hasta donde alcanzaba la vista, se sembraba sorgo.

Nos fuimos, entonces y sentí pena por los que allí se quedaron, encerrados, casi todos niños.

Posted via email from apm35's posterous

martes, 21 de febrero de 2012

Las Bases Militares Norteamericanas en México.

0 comentarios
Puebla_base_militar_gringa

Es fotografía de http://nuevaszazaoth.blogspot.com/ de la base militar norteamericana, tomada hoy, 21 de febrero de 2012 a la distancia a la que es posible acercarse.



Por Augusto Hugo Peña D.

ah.pd@hotmail.com


Con once años de la pésima gestión de gobierno del PAN y sus abanderados, Vicente Fox y Felipe Calderón, lo único que le queda a este partido es cocinar otro fraude electoral como el dirigido por Fox y el propio Calderón, quien no sabiendo gobernar hace uso de toda triquiñuela posible para mantenerse en el poder y dejar a México en la miseria, en medio de un baño de sangre y,  ¿a qué le apuesta?... a la entrega de los energéticos a trasnacionales y al sinnúmero de concesiones que se hacen por estos días a los oligarcas que financiaron el fraude de hace cinco años, porque lo harán de nuevo en 2012.

 

Lo que ha firmado Calderón a los Estados Unidos de Norteamérica ante la señora Clinton es un acuerdo energético sobre gas y petróleo, en el que los beneficiarios son sólo ellos a costa de los mexicanos.  Es traición a la patria permitir a EEUU espacios en nuestro territorio, no para garantizar nuestra seguridad sino para instalar bases militares que impongan gobiernos como los anteriores.

Los que han encontrado en la entrega del país al capital y la política extranjeros, un filón de oro, es esa casta gobernante que gobernar no sabe, pero sí robar y enriquecerse desmesurada y procazmente

Hacen uso de “facultades” que la Constitución Política Mexicana no otorga. Violan cada artículo con leyes reglamentarias ilegales.

 

¿Con quién y cuándo acordó o consultó Calderón la implantación de bases militares de EEUU en México?

La base militar gringa está en Chachapa, antes San Pablo Citlaltépetl, Puebla, rumbo a Huamantla y no es todo: en Tlaxcala ya hay otra base relacionada con la de Chachapa.  Jamás se ha informado de la existencia de la una ni de la otra.

Son bases que sirven para monitorear la inconformidad  mexicana contra el gobierno.  La base de Chachapa está construida en veintidós hectáreas que el gobernador de Puebla, Moreno Valle, les obsequió –supongo- mediante acuerdo con Felipe Calderón y la embajada de EEUU en México.

Esto me recuerda el dicho de un politólogo internacional que dijo que Estados Unidos es el único país libre de golpes de Estado porque es la única nación que no cuenta con una embajada de Estados Unidos.

Tengo la firme convicción que este nefasto gobierno va a hacer uso de toda trapacería que sea imaginable para volver a cometer un fraude electoral este año.

Y es posible tipificar la liviandad de Calderón, como Alta Traición a la Patria.

 

Usted, apreciable lector, ¿qué opina al respecto?


Febrero 21 de 2012

Las Bases Militares Norteamericanas en México.

0 comentarios
Puebla_base_militar_gringa

Es fotografía de http://nuevaszazaoth.blogspot.com/ de la base militar norteamericana, tomada hoy, 21 de febrero de 2012 a la distancia a la que es posible acercarse.



Por Augusto Hugo Peña D.

ah.pd@hotmail.com


Con once años de la pésima gestión de gobierno del PAN y sus abanderados, Vicente Fox y Felipe Calderón, lo único que le queda a este partido es cocinar otro fraude electoral como el dirigido por Fox y el propio Calderón, quien no sabiendo gobernar hace uso de toda triquiñuela posible para mantenerse en el poder y dejar a México en la miseria, en medio de un baño de sangre y,  ¿a qué le apuesta?... a la entrega de los energéticos a trasnacionales y al sinnúmero de concesiones que se hacen por estos días a los oligarcas que financiaron el fraude de hace cinco años, porque lo harán de nuevo en 2012.

 

Lo que ha firmado Calderón a los Estados Unidos de Norteamérica ante la señora Clinton es un acuerdo energético sobre gas y petróleo, en el que los beneficiarios son sólo ellos a costa de los mexicanos.  Es traición a la patria permitir a EEUU espacios en nuestro territorio, no para garantizar nuestra seguridad sino para instalar bases militares que impongan gobiernos como los anteriores.

Los que han encontrado en la entrega del país al capital y la política extranjeros, un filón de oro, es esa casta gobernante que gobernar no sabe, pero sí robar y enriquecerse desmesurada y procazmente

Hacen uso de “facultades” que la Constitución Política Mexicana no otorga. Violan cada artículo con leyes reglamentarias ilegales.

 

¿Con quién y cuándo acordó o consultó Calderón la implantación de bases militares de EEUU en México?

La base militar gringa está en Chachapa, antes San Pablo Citlaltépetl, Puebla, rumbo a Huamantla y no es todo: en Tlaxcala ya hay otra base relacionada con la de Chachapa.  Jamás se ha informado de la existencia de la una ni de la otra.

Son bases que sirven para monitorear la inconformidad  mexicana contra el gobierno.  La base de Chachapa está construida en veintidós hectáreas que el gobernador de Puebla, Moreno Valle, les obsequió –supongo- mediante acuerdo con Felipe Calderón y la embajada de EEUU en México.

Esto me recuerda el dicho de un politólogo internacional que dijo que Estados Unidos es el único país libre de golpes de Estado porque es la única nación que no cuenta con una embajada de Estados Unidos.

Tengo la firme convicción que este nefasto gobierno va a hacer uso de toda trapacería que sea imaginable para volver a cometer un fraude electoral este año.

Y es posible tipificar la liviandad de Calderón, como Alta Traición a la Patria.

 

Usted, apreciable lector, ¿qué opina al respecto?


Febrero 21 de 2012

Posted via email from apm35's posterous

viernes, 17 de febrero de 2012

Starry Night, by Petros Vrellis

0 comentarios

Starry Night, by Petros Vrellis

0 comentarios

Hung Up...

0 comentarios

Time goes by... so slowly
Time goes by... so slowly
Time goes by... so slowly
Time goes by... so slowly
Time goes by... so slowly
Time goes by... so slowly

Every little thing that you say or do
I'm hung up
I'm hung up on you
Waiting for your call
baby night and day
I'm fed up
I'm tired of waiting on you

Time goes by so slowly for those who wait
No time to hesitate
Those who run seem to have all the fun
I'm caught up
I don't know what to do

Time goes by so slowly
Time goes by so slowly
Time goes by so slowly
I don't know what to do

Every little thing that you say or do
I'm hung up
I'm hung up on you
Waiting for your call
baby night and day
I'm fed up
I'm tired of waiting on you

Every little thing that you say or do
I'm hung up
I'm hung up on you
Waiting for your call
baby night and day 
I'm fed up
I'm tired of waiting on you

Ring, ring, ring goes the telephone
The lights are on but there's no-one home
Tick tick tock it's a quarter to two
And I'm done
I'm hangin' up on you

I can't keep on waiting for you
I know that you're still hesitating
Don't cry for me
'cause I'll find my way
You'll wake up one day
But it'll be too late

Every little thing that you say or do
I'm hung up
I'm hung up on you
Waiting for your call
baby night and day
I'm fed up
I'm tired of waiting on you

Every little thing that you say or do 
I'm hung up
I'm hung up on you 
Waiting for your call
baby night and day 
I'm fed up 
I'm tired of waiting on you 

Every little thing (Every little thing)
I'm hung up
I'm hung up on you

Waiting for your call (Waiting for your call)
I'm fed up 
I'm tired of waiting on you

(instrumental)

Time goes by... so slowly
Time goes by... so slowly
Time goes by... so slowly
Time goes by- 

So slowly, so slowly, so slowly,
So slowly, so slowly, so slowly,
So slowly, so slowly, so slowly,
So slowly, so slowly, so slowly,
So slowly, so slowly, so-

I don't know what to do

Every little thing that you say or do 
I'm hung up
I'm hung up on you
Waiting for your call 
baby night and day 
I'm fed up 
I'm tired of waiting on you

Every little thing that you say or do 
I'm hung up
I'm hung up on you
Waiting for your call 
baby night and day 
I'm fed up 
I'm tired of waiting on you

Every little thing (Every little thing)
I'm hung up
I'm hung up on you

Waiting for your call (Waiting for your call)
I'm fed up
I'm tired of waiting on you

(Fade until clock ticking)

 
Locations of visitors to this page